Fiestas



Cuando el  verano está rozando su fin, Arganda vive sus Fiestas Patronales con larga tradición histórica en honor a la Virgen de la Soledad, patrona de la localidad  cuyos antecedentes se remontan al año de 1575. Durante la segunda semana de septiembre la calle se convierte en un derroche de colorido, alegría y música al compás de las charangas y las peñas.


La cita comienza el primer domingo del mes con la tradicional ofrenda floral a la Virgen por parte de las peñas,  casas regionales, asociaciones y vecinos de la localidad que desfilan desde la Fuente Nueva hasta la Ermita de Nuestra Señora de La Soledad, lugar en el que los cofrades del Santísimo Sacramento y de Nuestra Señora entonarán una salve en honor a la Patrona.


Los festejos taurinos (encierros, capeas, novilladas y concurso de recortadores) se convierten en uno de los espectáculos  más concurridos por los vecinos de Arganda, y por los que las fiestas patronales son conocidas en el ámbito nacional.


El encierro es uno de los momentos del día más esperado por los argandeños y argandeñas. Antes de que los mozos inicien su carrera la tensión invade todo el recorrido que trascurre por las céntricas calles Real y San Juan, y culmina en el tradicional y singular coso taurino de Arganda, prácticamente cuadrado, situado en la misma plaza de la Constitución. Festejos taurinos que se suceden en Arganda, de manera ininterrumpida, desde el siglo XV.

Feria de Novilladas que año tras año cuida con mino su cartel, hasta convertirse en una de las más prestigiosas y reconocidas en el mundo taurino, y en la que se lidian las más renombradas ganaderías por los novilleros más destacados del escalafón.


La actual Feria Taurina que fue organizada, por primera vez, en 1930 por el torero Marcial Lalanda cuando ya era figura del toreo, después de haber toreado en Arganda su primera becerra a la edad de tan solo diez años. Lalanda estuvo al frente de la organización de la Feria hasta 1942, año en el que cedió el testigo a la familia Bienvenida que mantuvo la organización de la Feria hasta 1951, con unos festivales taurinos en beneficio del asilo de ancianos de la localidad, y que contaron con el apoyo  y participación de reputados  toreros de la época.


Como anécdota, y como ejemplo del nivel de los carteles taurinos de la Feria de Arganda a lo largo de los años, cabe señalar que el 25 de octubre de 1944, uno de sus componentes fue Manuel Rodríguez “Manolete” quién, con ganado de García Zeballos, puso en Arganda su primer y único par de banderillas, con gran éxito, de toda su trayectoria taurina.


Asimismo, a lo largo de la historia taurina de Arganda muchísimos jóvenes aficionados han querido probar suerte delante de la cara del toro, hasta el punto de convertir a  Arganda en “la cuna de los recortadores”. Afición que ha derivado con el tiempo en la celebración del más importante Concurso de Recortadores de España, celebración muy popular que se celebra en las Fiestas Patronales con la que se vuelca la localidad.


Junto a la Feria Taurina, el programa de festejos se compone de una amplia oferta  de actividades culturales y deportivas para todas las edades. Espectáculos de gran calidad y artistas de prestigio que animan las cálidas noches argandeñas. De igual forma los actos deportivos abarcan gran número de disciplinas; todas las modalidades celebran su trofeo, campeonato o exhibición sucediéndose durante todo el mes.


Otra de las fiestas más populares de Arganda es la que se homenajea a San Juan Bautista, el 24 de junio, y que se celebra desde tiempos remotos. En los libros de acuerdos y decretos del Archivo Municipal de los años 1727-1741 se escribía lo siguiente.” (…)Dijeron que se celebre la fiesta de la natividad del glorioso precursor San Juan Bautista patrón de la villa y titular parroquial de esta villa. El día veinticuatro del corriente conforme a la costumbre (…)”. Actos religiosos, verbena y hogueras se desarrollan durante el día para festejar al Patrón de la ciudad, bajo cuya advocación está la iglesia parroquial.


El 16 de julio se celebran las fiestas en honor de la Virgen del Carmen, que congregan actividades musicales, religiosas y deportivas. En sus orígenes, la procesión que veneraba a la Virgen recorría la Plaza y las calles de los Silos, de la Hoz y de San Juan, para continuar  por la del Barranquillo de Arganda. Sin embargo, en la década de los años 50 esta fiesta pasó a celebrarse en el barrio de La Poveda, donde continúa en la actualidad.


También la ciudad rinde homenaje a uno de los Santos más venerados por los vecinos, Santiago Apóstol, el 25 de julio, con verbenas y actos religiosos. Los actos festivos en torno a esta fecha están organizados por la Cofradía del Apóstol Santiago y Nuestra Señora del Pilar que es la Cofradía más antigua de Arganda, pues data de los siglos XV-XVI, como atestiguan sus primeros estatutos fechados en 1554, durante el reinado de Carlos V. Como particularidad destaca que durante la procesión del Santo Apóstol en la vara que lleva en su mano, se pone un racimo de uvas.


El 16 de agosto, tiene lugar la festividad de San Roque, más antigua del municipio, pues se celebra desde principios del siglo XVII, San Roque. Cuenta la historia, que Arganda fue azotada por la epidemia de la peste que asoló España en 1599. Ese mismo año murieron por la enfermedad 133 argandeños de una población que no alcanzaba los 3.000 habitantes. Los ciudadanos hicieron entonces voto a San Roque, al que ofrecieron hacer una imagen del santo y una ermita en su honor.  La construcción de la ermita comenzó en 1600 y finalizó en 1603. El programa de festejos actual cuenta con actuaciones musicales, fuegos artificiales y actos religiosos, entre otras actividades de carácter lúdico festivo.


A la lista de fiestas y celebraciones que tienen lugar en Arganda se sumó, en 2016, las Jornadas Cervantinas que se celebran a lo largo del mes de abril con numerosos actos de carácter festivo y cultural, con el objetivo de poner en valor la relación de Miguel de Cervantes con Arganda del Rey, a través de su familia materna, madre y abuela, naturales de este municipio. Celebraciones que cuentan con representaciones teatrales y la lectura de El Quijote en la Plaza de la Constitución, y la instalación de un mercadillo cervantino que por unos días llena de bullicio, color y sabor la almendra central de Arganda del Rey.