Control Mosquito Tigre

 

Evitar Picadura               Si te pica             Programa control mosquito tigre

 

CÓMO ES EL MOSQUITO TRIGRE

El mosquito tigre (Aedes albopictus) es de pequeño tamaño, entre 5-10mm, de color negro intenso con bandas blancas en tórax, patas y abdomen, y con una línea blanca central que recorre longitudinalmente la cabeza y el tórax. Vive principalmente en zonas urbanas.

Originario de Asia, es una especie invasora que se introduce en otras regiones del mundo como consecuencia del aumento en el comercio internacional, especialmente con el transporte de neumáticos usados y de la planta ornamental “el bambú de la suerte”. Actualmente ya se encuentra en varios países europeos.

Es una especie extremadamente adaptable y con gran capacidad de dispersión

En España ha colonizado progresivamente la costa mediterránea, Islas Baleares, País Vasco, Aragón y recientemente algunos municipios madrileños próximos a Arganda del Rey.

Aunque puede transmitir enfermedades infecciosas, esta posibilidad es muy baja en nuestro país.

CICLO BIOLÓGICO

La hembra deposita los huevos en recipientes vacios que puedan acumular agua, no los pone todos en el mismo sitio para asegurar la supervivencia. Los huevos no se ven  a simple vista, y pueden sobrevivir hasta 8 meses en condiciones climáticas extremas, son muy resistentes al calor y sequedad.

A los pocos días de ser inundados de agua, los huevos eclosionan.

Las fases larvarias son cuatro, y   todas ellas necesitan un medio acuático para desarrollarse y sobrevivir.

Los mosquitos adultos viven entre 3 y 4 semanas.

Es la hembra la que pica, ya que necesita ingerir sangre para desarrollar los huevos, la picadura produce lesiones con un fuerte componente inflamatorio y picor, originando en ocasiones reacciones alérgicas graves.

Pican durante el día, y los meses de mayor actividad van desde Abril a Noviembre. No tienen una gran capacidad de vuelo, aproximadamente entre 200-400m del lugar de cría, y tampoco vuelan a mucha altura, por lo que pican especialmente en las extremidades inferiores.

LUGARES DE CRIA

Cualquier recipiente pequeño que pueda acumular agua: ceniceros, tapones, portavelas, platos bajo macetas, urnas y jarrones de cementerio, carretillas, cubos, neumáticos viejos, juguetes infantiles, desagües atascados, bebederos de mascotas, pequeñas piscinas de bebés, plantas…

No depositan los huevos en extensas superficies de agua, como estanques o piscinas, ni en agua en movimiento.

Gran parte de los focos de cría (aprox. El 80-90%)  se encuentran en recintos privados, donde únicamente los propietarios pueden ejercer las medidas de control necesarias. Es por ello que en la lucha contra el mosquito tigre es imprescindible la participación activa de la ciudadanía.

COMBATIR EL MOSQUITO TIGRE

La principal medida es la prevención, hay que detectar los lugares donde se pueda acumular agua en el exterior de nuestras casas y mantenerlos secos. Nosotros seremos los principales beneficiados, ya que el mosquito pasa su vida cerca del lugar donde cría.

Recomendaciones a seguir:

  • Evitar acumulaciones de agua en los canalones de los tejados, desagües, fregaderos…manteniéndolos limpios de hojas y suciedad que los puedan obstruir.
  • Eliminar los platos bajo las macetas o vaciarlos y limpiarlos cada 2 ó 3 días
  • Guardar después de su uso cualquier recipiente que pueda acumular agua: carretillas, cubos, juguetes infantiles, ceniceros, tapones de plástico, portavelas… piscinas hinchables…
  • Rellenar con arena los agujeros de los troncos de los árboles del jardín, para evitar que pueda acumularse el agua.
  • Proteger los pozos o bidones de agua para el riego con tapas herméticas o mallas mosquiteras finas.
  • En la medida de lo posible utilizar el riego por goteo para evitar los encharcamientos, e intentar mantener el terreno aplanado para que no se formen charcos.
  • Renovar cada 2 ó 3 días el agua de los bebederos de los animales domésticos.
  • Guardar los neumáticos viejos a cubierto, o si se tienen como elemento decorativo o de juego mantenerlos semienterrados en arena en posición vertical.
  • Vaciar las piscinas de plástico hinchables cada 3 ó 4 días y mantener cubiertas las piscinas grandes cuando no se utilicen, cuidando que la lona que las cubre quede tensa y no haga balsas donde se puedan acumular pequeñas cantidades de agua.
  • Tratar el agua de las fuentes ornamentales o pequeños estanques con productos que eviten la aparición de larvas: lejía, pastillas de cloro