Arganda Monumental

Arganda siempre ha ocupado un lugar estratégicamente privilegiado como camino al Mediterráneo desde Madrid, lo que ha hecho que el municipio, a lo largo del tiempo, haya sido espectador de lujo de varios capítulos históricos, pues en él se asentaron varias civilizaciones a lo largo de su historia. La primera presencia en la zona corresponde al pueblo de los celtas. Sin embargo, ni éstos ni los siguientes pobladores, los romanos, fundaron un asentamiento definitivo. El primero no se produjo hasta la llegada de los árabes.

Ya en el siglo XI Arganda fue conquistada por los cristianos, pero no expandió su población de manera notable hasta el siglo XIV, consolidándose definitivamente en la Edad Moderna. Hasta finales de 1580 Arganda perteneció al Arzobispado de Toledo. Felipe II otorgó el título de Villa a la población, pero los problemas económicos del municipio hicieron que fuera vendido al Duque de Lerma en el año 1613, ante lo que el pueblo se rebeló en lo que se conoce como el Motín de Arganda. En 1650, al morir su nieto sin dejar hijos varones, Arganda volvió a ser villa de realengo.

Desde la segunda mitad del siglo XIX hasta nuestros días, Arganda experimentó un crecimiento paulatino que ha explotado en los últimos años, convirtiéndose en una de las ciudades más prósperas y con más futuro de la Comunidad de Madrid.

Durante el siglo XX la población y laeconomía crecieron de la mano y a pasos agigantados. Hace mucho que Arganda dejó de ser una villa tímida para convertirse en lo que es hoy, una moderna ciudad de referencia en la Comunidad de Madrid.

Para más información:
Teléfono
91 871 13 44
Correo electrónico
turismo@ayto-arganda.es

Para ampliar la información pulse este enlace